La micción frecuente por la noche es más común a medida que envejecemos

Sabemos que el envejecimiento puede afectarnos físicamente de varias maneras con padecimientos como: artritis, neuropatía, dolor en las articulaciones, pérdida de cabello entre otros, sin embargo un padecimiento que menos se menciona, tal vez porque involucra el acto de orinar, es el de la nicturia. Al envejecer no solo se tiene que orinar con frecuencia, si no que a veces no hay mucho tiempo para ir al baño antes de ocurra una fuga de orina.

Recientemente acudio a mi consultorio una paciente de 64 años que he estado tratando durante algun timpo por cálculos renales. En esta visita, sin embargo, dijo que ahora se despierta para orinar hasta cinco veces en el transcurso de la noche. La pérdida de sueño, dijo, estaba causando problemas importantes durante el día en términos de su estado de ánimo y productividad. Me comento que se sentía cansada, deprimida y que le preocupaba que los viajes frecuentes al baño pudieran ser un síntoma de algo más grave.

Algunos padecimientos o enfermedades urinarias pueden tener múltiples síntomas, uno de ellos es la nicturia o la necesidad de despertarse varias veces durante la noche para orinar. La palabra nicturia proviene del latín “nox” para la noche, y la palabra griega para la orina, “ouria”.

La nicturia es más común a medida que envejecemos y afecta tanto a hombres como a mujeres. Las mujeres pueden comenzar a experimentar nicturia a partir de los 30 años. A partir de los 50 y 60 años, los hombres y las mujeres experimentan nicturia al mismo ritmo, independientemente de su sexo.

Aproximadamente 1 de cada 3 personas experimentan nicturia en su vida, y es normal despertarse en algún momento durante la noche para orinar. Sin embargo, despertarse varias veces por la noche puede afectar su calidad de vida y, en algunos casos, puede ser indicativo de otro problema o la necesidad de ciertos cambios en el estilo de vida.

Si te despiertas durante la noche porque tienes sed, ansiedad o dolor y también vas al baño, no es lo mismo que tener nicturia.

La nicturia en sí es fácil de diagnosticar porque es simplemente la necesidad de despertarse varias veces por la noche para orinar durante un período de tiempo (no una noche en la que bebió muchos líquidos, por ejemplo). Sin embargo, es más complicado determinar por qué una persona necesita orinar con frecuencia durante la noche y, dependiendo de la causa subyacente, puede variar de fácil a difícil de tratar.

Las causas de la nicturia pueden incluir una amplia variedad de afecciones. Puede ser tan simple como la ingesta de cafeína, alcohol, medicamentos, trastornos del sueño, una infección del tracto urinario o complicaciones relacionadas con la diabetes. En algunos casos,

puede ser indicativo de un padecimiento más grave, como insuficiencia cardíaca congestiva, insuficiencia renal, cancer de vejiga o próstata, entre otras posibilidades.

A mi paciente de 64 años le diagnostique un cistocele, también conocido como vejiga caída o prolapsada. Ahora estamos en el proceso de determinar cuál es el mejor tratamiento para ella, el cual puede ser desde rehabilitación física hasta cirugía.
La nicturia puede ser un tema difícil de tratar ya que las personas a menudo se sienten avergonzadas de mencionarlo o tienen miedo de lo que podría estar mal. Si bien como médico siempre tengo que considerar las causas potenciales más graves de la nicturia, como el cáncer o la insuficiencia cardíaca congestiva, también podría ser una próstata agrandada, una infección del tracto urinario o un síntoma de untrastorno del sueño.

Si la nicturia es causada por una próstata agrandada, hay una variedad de formas de tratarla. El tratamiento para las infecciones del tracto urinario implican medicamentos y cambios en la dieta.

Los médicos transitan una delgada línea entre preocupar innecesariamente a los pacientes y mantenerlos informados sobre el proceso de diagnóstico y tratamiento. Por lo tanto, siempre les digo a mis pacientes que la nicturia es, como mínimo, una molestia que a veces apunta a algo más grave, que requiere un tratamiento y un seguimiento más cercanos. La nicturia es un síntoma que no debe tomarse a la ligera.

Si usted o un ser querido experimentan nicturia, le sugiero que consulte a un urólogo antes de que se vea afectada su calidad de vida. El costo físico, mental y emocional que tenemos cuando no sabemos qué está pasando con nuestro cuerpo es mucho peor que un viaje al consultorio del médico para averiguar qué está sucediendo y qué podemos hacer al respecto.

Urologist in the Mexican Navy & member of the American Urological Association. Bylines: Washington Post, PBS Next Avenue, Independent UK & Healthline.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store